La Diputació de Lleida se ha sumado al frente común planteado por diferentes representantes políticos e institucionales, encabezados por el sindic d’Aran, Paco Boya, para pedir la reapertura controlada de la frontera con Francia, atendiendo al espacio cotidiano que compartimos a nivel sanitario, educativo y comercial.

En este sentido cabe destacar que el sindic d’Aran, Paco Boya, ha enviado una carta al ministro de sanidad, Salvador Illa, para abordar esta cuestión y encontrar una solución al bloqueo actual, atendiendo a la singularidad de la Val d’Aran y a la vinculación existente en la vida cotidiana a los dos lados de la frontera.

Por otro lado, estos días desde el Conselh Generau d’Aran se han mantenido reuniones con alcaldes, técnicos y diferentes empresas, con el objetivo de orientar bien los retos que se dibujan en el horizonte.

La gestión de un nuevo escenario tecnológico que está trabajando el Departamento de Sistemas del Conselh Generau, el marco de una nueva gestión forestal y el impulso a nuevas formas de valorización de los productos locales, son algunos de los aspectos destacados de estas reuniones.

En este sentido cabe recordar que el Conselh Generau d’Aran ha activado en el último mes las iniciativas “Aran Acción 2020/2030” para replantear el futuro de Aran debido a la crisis sanitaria y social provocada por el COVID-19 y “El turismo en el Valle de Aran en los tiempos de COVID-19 y post COVID-19: retos y oportunidades” encaminadas a buscar soluciones para afrontar el futuro inmediato y a medio y largo plazo ante la crisis económica y sanitaria provocada por el coronavirus.

Ambas iniciativas, se suman a las acciones llevadas a cabo durante los tres últimos meses en atención a los colectivos y personas más vulnerables en las que el Conselh Generau d’Aran ha contado con la colaboración de personas voluntarias, Ayuntamientos, Entidades Municipales Descentralizadas y empresas de la Val d’Aran.

Fotos: Amador Marqués/Conselh Generau d’Aran